Tenemos hoy en día una realidad que hasta hace muchos años era impensada: el entrenamiento personalizado al aire libre.

Este formato que en los últimos años ha tomado un crecimiento importante y que solo veíamos en canales norteamericamos, ahora es una gran opción para el consumidor que quiere estar en forma y sobre todo saludable.

Y esto se da gracias al esfuerzo de los profesionales del sector, y la característica emprendedora del entrenador peruano.

Observamos en los parques de Miraflores, San isidro, Surco, San Miguel, entre otros, grandes grupos de personas entusiasmadas, dándolo todo en cada sesión junto a su entrenador. Pero encontramos dos componentes que vienen llamando nuestra atención y alta preocupación: la actitud y la formación.

¡Vamos, vamos, vamos!, ¡Tú puedes!, ¡Sigue, sigue, sigue!, ¡Uno más! frases muy escuchadas durante el entrenamiento acompañado de palmadas y una mirada fija a los “alumnos”. La actitud junto con las arengas sobran, sin embargo la falta de conocimiento, información y formación es lo que hace falta.

¿Tienes alguna lesión? – pregunta del entrenador.

  • No, responde el cliente. Bueno la verdad tengo una ligera molestia en la rodilla pero ya va a pasar. Termina concluyendo.

¿Cuál es tu objetivo? –vuelve el entrenador con la anamnesis.

  • He dado a luz hace unos meses y quiero recuperar mi figura. Sobre todo reducir este abdomen. Tocándose la barriga comenta el cliente.

Muy bien empecemos con la rutina de abdominales. Sin mayor evaluación o información de por medio, empezó la abominable situación. Aclarando que no le pasa a todos, por supuesto.

Luego de un par de sesiones; – Me duele mucho la espalda y el cuello con los abdominales. Comenta el cliente.

  • Eso es porque aún no tienes suficiente fuerza en el abdomen. Responde muy seguro el entrenador.

Pasan unas semanas – Entrenador siento que desde que hago tantos abdominales mi barriga está más abultada y eso que estoy cuidando mi alimentación. Comparte su preocupación el cliente.

Pasan meses y el cliente sigue con el abdomen hinchado.
“El 66% de las mujeres que han sido madres sufre Diástasis Abdominal.”

La diástasis abdominal o diástasis de rectos es la separación de los músculos rectos del abdomen como consecuencia de un daño en el tejido conectivo que, en condiciones normales, los mantiene unidos entre sí, y a la línea media del cuerpo, la denominada línea alba.

La diástasis es un problema funcional y estético más habitual de lo que a priori puede parecer. Todos podemos llegar a tener una separación de rectos, independientemente de la edad, de si eres hombre o mujer, de si realizas deporte habitualmente o eres una persona sedentaria.

Si bien es cierto, hay un periodo crucial en la vida de la mujer que aumenta considerablemente las posibilidades de sufrir una diástasis abdominal: el embarazo. Nada menos que un 66% de las embarazadas tiene diástasis en el tercer trimestre.

Entonces ahora que sabemos esta información, es lógico que como profesionales nos replanteemos si a esa clienta en post parto que quiere reducir su abdomen o a ese cliente con hernia umbilical le estamos haciendo algún bien con los clásicos abdominales.
La pregunta que nos deberíamos hacer es: ¿Son los abdominales clásicos aptos para todo el mundo?

Desde nuestro lado, como profesionales de la actividad física te vamos adelantando que la respuesta es NO.

En una persona con diástasis abdominal, los músculos de la faja abdominal no logran realizar su función de sostén, dejando sus vísceras sin protección y entonces al realizar un abdominal clásico toda la presión-fuerza provoca más distensión del abdomen, carga en la zona lumbar y en el caso de las mujeres empuje del suelo pélvico hacía bajo, lo que puede provocar incontinencia urinaria, un tema aún un poco tabú pero cada vez más a lo orden del día entre las mujeres en el mundo del fitness.

Hoy en día existen otras técnicas para trabajar el abdomen, sobre todo enfocadas en este grupo de clientes para los que no son aptos los clásicos abdominales.

HIPOPRESIVOS, LOS ABDOMINALES SIN PRESIÓN.

Los Hipopresivos son una combinación de ejercicios posturales combinados con trabajo en apnea espiratoria, donde ocurre el movimiento característico, que visualmente parece que fuera meter la barriga hacía dentro. Esta técnica es mucho más que eso ya que busca disminuir la presión en las cavidades torácica, abdominal y pélvica, reduciendo así de forma estética el abdomen. Así como busca reeducar el esquema corporal, dándole un mejor suporte a nuestra columna.

El HFI (Hypopressive & Fitness Institute) es el primer instituto de formación en este método en el Perú.

Son ya muchos los entrenadores, fisioterapeutas y profesionales del área de la salud física que optan por ampliar sus herramientas y conocimientos y certificarse en esta técnica.

Como profesionales de la actividad física entregamos salud y eso deber ser siempre nuestra prioridad.